La leyenda del castillo de Ballygally

[ 0 ] | Frank Castle

Castillo de Bally Gally

Cualquier castillo o fortaleza gana en encanto si encierra alguna historia truculenta o alguna leyenda misteriosa tras  sus fríos y mudas murallas. Fantasmas de quienes lo que habitaron, golpes que rompen el silencio de la noche, susurros y frías sensaciones de quienes llegan a visitarlo, puede que simplemente como producto de la sugestión, consiguen hacer crecer la demanda de quienes ansían sentirlo en su propia piel. Y si hay un lugar donde estas historias perviven en castillos y casas solariegas ese es el Reino Unido.

Escocia, Inglaterra, Gales y la bella isla de Irlanda cuentan con el honor de ser los lugares del mundo más habitados por fantasmas y eso pocos lo ponen en duda. Por ejemplo, acerquémonos en este momento a un punto concreto de Irlanda del Norte, a un pequeño castillo que se encuentra a sólo 20 kilómetros de la ciudad de Belfast. En esta castillo donde se desarrolló esta historia allá por el siglo XVII, época en la que fue construido.

Corría el año 1625. Lord John Shaw era el propietario del castillo de Ballygally. Su esposa era Lady Isabella Shaw.

Ocurría que el señor del castillo, de recto carácter, deseaba tener descendencia que heredara sus títulos y posesiones. Mas Lady Isabella, al parecer, no poseía la capacidad de engendrar hijos. Amargado, Lord John Shaw decidió castigar a su esposa encerrándola en una de las torres del castillo y fue allí donde, en completa soledad, pasó los últimos años de su vida.

Según cuentan, cada noche la dama golpeaba las puertas de la torre, gritaba pidiendo ayuda y lentamente enloquecía, agonizando en su desgracia. Pero aquellos atronadores ruidos que bajaban de las alturas se perdían escondidos en los ecos de sus abandonados pasillos. Severo, el Lord decidió retirarle el alimento, y finalmente, triste, abandonada y loca, Lady Isabella Shaw decidió arrojarse por la ventana de su torre al vacío…

Habitación de la torre del castillo

Habitación donde fue encerrada Lady Isabella Shaw, cuyo retrato se ve en la pared

Pero las historias que circulan por las calles de la localidad a veces se atropellan y se disfrazan buscando ganar mayor atención. Surgen así distintas versiones con los mismos protagonistas.

Una segunda versión de la historia anterior cuenta que Lady Isabella, deseosa de amor y cuidados, buscó consuelo en los brazos de otro hombre y fue de éste, de su amante, de quién consiguió quedar embarazada. Indignado por tal humillación, Lord John Shaw encerró a Lady Isabella en la torre. Desde allí ella pasaba los días gastando sus fuerzas en vano a base de gritar y golpe cuanto tuviera a mano. Cansado de la insoportable situación, finalmente el Lord del castillo enfiló las escaleras, abrió la puerta de la torre, se abalanzó sobre Lady Isabella y la arrojó por la ventana.

Historias similares, ciertamente populares, para un final común. Lo realmente cierto es que desde entonces los extraños episodios se han sucedido en el castillo, y son bastantes los turistas o habitantes que han asegurado haber sentido u escuchado algo, desde golpes en las puertas, hasta la figura de una dama con un largo vestido blanco de seda que se pasea a altas horas de la noche por los pasillos.

El castillo se encuentra en la ruta costera de Causeway, en el pueblo de Ballygally, en Irlanda del Norte, a escasa distancia tanto de los valles de Antrim como de la Calzada de los Gigantes. Un lugar magnífico, para pasar la noche, pues el edificio hoy en día está ha acondicionado como hotel.

Lee otras otras historias fantasmales en:

Entre castillos y fantasmas

– Descubre otros castillos de Irlanda en:

Castillos irlandeses

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Castillos en Europa, Entre castillos y fantasmas





Deja tu comentario