El enigmático fantasma del Castillo de San Servando

[ 0 ] | jaime

Castillo de San Servando

El Castillo de San Servando está situado en la ciudad de Toledo, en las proximidades de la Academia de Infantería junto a la ribera del Tajo, y fue construido durante el reinado de Alfonso VI a principios del siglo XI. Posteriormente reconvertido en alcázar para defender el puente de Alcántara y conquistado por Muñoz de Cervatos en el 1147, el castillo fue perdiendo utilidad y quedando en un estado de casi total abandono llegando al borde de la demolición en 1874, año en que es declarado como Conjunto Histórico-Artístico Nacional.

Las leyendas sobre apariciones en este castillo se remontan a muchos siglos atrás, pero quizá la más conocida sea la de las misteriosas muertes acaecidas entre sus muros y las apariciones que se pudieron contemplar poco después. Cuenta la tradición que una noche y tras cerrarse las puertas y murallas los vigilantes del castillo contemplaron algunas luces, similares a fuegos de antorcha, moverse entre las almenas pero al inspeccionar más de cerca no pudieron hallar a persona alguna.

Instantes después se escucharon unos gritos de alarma en la puerta de Doce Cantos y sin perder un sólo minuto el capitán Don Lorenzo Cañada envió a un grupo de soldados a ver que ocurría, grande fue su sorpresa al escuchar el relato de sus hombres. Los soldados contaron a su capitán que habían hallado el cuerpo sin vida del Alférez Valdivia, con una única y mortal herida de puñal en el corazón, además de que tras una minuciosa inspección del castillo no habían logrado encontrar la más mínima pista. Hasta encontrar la explicación se decidió doblar la guardia y durante la primera noche los rumores corrieron por el pueblo como la pólvora.

Para sorpresa y horror de todos durante la siguiente noche se encontró otro cuerpo sin vida, esta vez el del recién ascendido jefe de la guardia Don Diego de Ayala y una nueva búsqueda por todo el castillo volvió a quedar sin recompensa. Pero esta vez el miedo terminó por calar hondo en los corazones de la guardia y más aun en la de los oficiales, que decidieron pasar la siguientes noches fuera del castillo y sorprendentemente durante algunas semanas no volvió a ocurrir nada extraño entre los muros del castillo hasta que los rumores sobre una figura espectral empezaron a circular entre los soldados.

Muchos de los relatos contaban que las apariciones eran más frecuentes en el torreón norte en las que se podía apreciar la figura de un caballero de gran estatura que vagaba por las almenas, aunque por supuesto ningún soldado se atrevió jamás a acercarse al fantasma.

Don Lorenzo Alcántara decidió una tormentosa noche regresar e internarse en el castillo en busca del espectro, para lo cual se plantó ante la puerta del oeste y llamó dando golpes en ella. Tras un largo rato de espera la puerta se abrió sin ayuda de mano alguna, el capitán blandió su espada y se internó en el castillo. Nadie supo lo que sucedió aquella noche o si hubo enfrentamiento entre ambos ya que el capitán no quiso hacer declaración alguna, y cuando le preguntaban si conocía la identidad del misterioso aparecido contestaba con una ligera sonrisa, el caso es que jamás se volvió a aparecer fantasma alguno en San Servando.

  • Si quieres conocer algunas otras historias “fantasmales” relacionadas con castillos, aquí te dejo un enlace: Fantasmas en los castillos.

Foto vía: Kadellar

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Entre castillos y fantasmas





Deja tu comentario