El Castillo Palmerola en Areguá

[ 0 ] | Frank Castle

Castillo Palmerola

A 31 km. de Asunción, en Paraguay, formando parte del Circuito de Oro, se encuentra la ciudad de Areguá. Es la capital de la Región Central y cuenta con un patrimonio histórico, cultural y natural de excepcional belleza. Aquí podremos ver sorprendentes palacios como el de la Gobernación, el casco histórico con sus casonas declaradas patrimonio arquitectónico, histórico y cultural de la Nación y espectaculares vistas sobre el lago Ypacaraí. Además, aquí se encuentran los cerros Kói y Chororí, declarados Monumento Nacional.

Areguá nació como una estancia y comunidad religiosa de los frailes mercedinos en 1536; sin embargo en 1824, la estancia de Areguá pasó a propiedad del Estado. Luego llegó el ferrocarril y comenzó el desarrollo de la ciudad. Ya a mediados del siglo XIX la región se revelaba como un destino turístico privilegiado para los habitantes de Asunción, que llegaban en ferrocarril al Lago Ypacarai, antiguamente llamado laguna Tapaycua. Con sus bellos paisajes y su clima apacible, en las primeras décadas del siglo XX se convirtió en la villa veraniega más importante del Paraguay. Sus veranos eran memorables y animados, con grandes actividades culturales, bailes de fin de año y fiestas patronales, rivalizando con San Bernardino.

Uno de sus edificios más representativos es el Castillo Palmerola. Majestuoso y delicado, fue propiedad de Carlota Ayala viuda de Palmerola, un hacendado de Corrientes, Argentina. Tiene un hermano en la villa Palmerola de Gerona, el castillo conocido popularmente como Castell de Pomerola, que fue el que inspiró su arquitectura de aires medievales a sugerencia de uno de los principales constructores de mansiones veraniegas en Areguá en aquellos tiempos, el catalán Juan Bragulat.

Aunque comenzó a construirse en el siglo XIX, las obras se paralizaron por la guerra contra la Triple Alianza, entre los años 1865 y 1879. Retomadas éstas a principios de siglo XX, la inauguración se produjo en 1904, acabado por el arquitecto Hoffer.

El castillo de Carlota Palmerola luce una mezcla de estilos: finas columnas, almenas románticas, grabados rococó. La gran torre de la derecha tiene curvadas líneas románticas, mientras que la de la izquierda, pequeña, desequilibra el conjunto con su aire gótico oriental. El castillo está rodeado de vegetación exuberante. Desde 1948 funciona aquí el Hogar de Niños Carlota Palmerola.

Es muy fácil llegar a Areguá ya que se encuentra por la Carretera N° 1 desde Asunción la capital. Ya que estamos aquí, no dejemos de probar su especialidad: la frutilla, ya que Areguá es llamada “la capital de la frutilla”, que se ofrece en distintas preparaciones en tiendas y puestos callejeros. Es un lugar para visitar todo el año, por sus agradables temperaturas ya que el calor es mitigado por la presencia del lago Ypacaraí, pero si llegan en agosto, podrán disfrutar del Festival de la Frutilla, que se combina con exposiciones de productos artesanales entre los que se destacan sus cerámicas.

– Información práctica

  • Horarios de visita: los domingos de 08,00 h. a 17 h.
  • Precio: 10 guaraníes por persona
  • La municipalidad pone a disposición un bus que sale desde Asunción, la capital paraguaya, cada domingo a las 9 h. y que por 30 guaraníes ofrece además de la visita al castillo un recorrido turístico por Areguá y alrededores.

EL CASTILLO PALMEROLA

  • Año de construcción: finales del siglo XIX. Inaugurado en 1904.
  • Estilo: mezcla estilo romántico con rococó
  • Tipo de castillo: palacio
  • Estado de conservación: bueno
  • Localización: Areguá
  • País: Paraguay
  • Más información útil:

Foto vía: Centro Artesanal

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Castillos en América





Deja tu comentario