El Castillo de Larnach, historia y desgracia en Dunedin

[ 0 ] | jaime

Castillo de Larnach

Pese a que se lo considera el único castillo existente en Nueva Zelanda, el Castillo de Larnach, situado en un promontorio de la Península de Otago, no es el único, pero sin duda es el mejor conservado de los dos. Curiosamente, los dos únicos castillos que posee Nueva Zelanda se encuentran en esta misma ciudad, aunque el Castillo de Cargill está actualmente en un lamentable estado de abandono. El Castillo de Larnach no cuenta con una historia tan longeva como otros castillos del mundo, pero su historia aunque corta, está plagada de desgracias y supersticiones.

El Castillo de Larnach se encuentra dentro del territorio de la ciudad de Dunedin, a unos diez kilómetros de ésta, y fue construido entre los años 1873 y 1887, para servir como hogar del adinerado empresario de la era colonial William Larnach, de quien el castillo toma su nombre. La construcción del mismo estuvo a cargo del arquitecto neozelandés Robert Lawson, pero tristemente, el señor Larnach no pudo disfrutar plenamente de su castillo, ya que una serie de desgracias personales le llevaron al suicidio en Octubre de 1898.

Su hija, que también fue sacudida por la desgracia, falleció con apenas 21 años de edad, y según cuentan las leyendas populares, su espíritu ronda por el salón de baile del castillo, que precisamente fue construido como regalo para ella, regalo que tampoco llegó a disfrutar.

La residencia de los Larnach permaneció en estado de abandono durante varias décadas, hasta que finalmente fue adquirido y restaurado por Barry y Margaret Barker en el año 1967, quienes se encargaron de devolverle todo su esplendor de antaño. Hoy en día su supuesta maldición, por la que podría haber entrado en la lista de castillos malditos, parece haberse diluido, y es uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad de Dunedin.

EL CASTILLO DE LARNACH

  • Año de construcción: 1873 / 1887
  • Estilo: indeterminado
  • Tipo de fortaleza: residencia
  • Estado de conservación: restaurado
  • Localización: Dunedin
  • País: Nueva Zelanda
  • Precios: el precio de la visita es de 27 dólares, e incluye el interior, los jardines y sus alrededores.
  • Horarios: de 9:00 a 17:00 horas. Los jardines abren en horario de 9:00 a 19:0 0horas.
Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Castillos en Oceanía, Entre castillos y fantasmas





Deja tu comentario